Transfobia.

No era este uno de los temas que pretendía tratar en las primeras entradas, pero dada la experiencia vivida ayer, qué menos que dedicarle unas palabras.

Se habla mucho de homofobia y lesbofobia, términos con los que la mayoría de vosotros estareis más familiarizados que con el que habéis visto en el título, pero para el que no lo sepa -o sea muy ajeno a esto- es tener fobia a gays y lesbianas -y, por consiguiente, a bisexuales también-, pero de lo que nunca se habla es de transfobia: fobia a los transexuales.

Maricón de mierda, comecoños o comepollas, travelo asqueroso, enfermo mental y otras lindezas de mayor o menor calibre son las que se oyen en los medios de comunicación y en la calle. Aunque hay que aclarar que los medios de comunicación sólo son el reflejo de las costumbres, mentalidad y convivencia del momento y -es más- la realidad de estas fobias está en tu lugar de residencia, en tu día a día.

Para que me entendáis a dónde quiero llegar o el por qué del tema, voy a la vivencia personal del día de ayer.

El día 17 de mayo es el “Día contra la homofobia” -a título concreto sería “contra la lgtb +fobia”- y los de la asociación Lgtb afincada en Valladolid querían proyectar unos vídeos al respecto en este día, particulamente sobre reacciones ante estas fobias en plena calle -¿cómo?- mediante teatro invisible o lo que llaman en la televisión cámara oculta. Fue un amigo el que me habló de este proyecto y decidí participar activamente con él. En este caso, él decidió travestirse -con mucho éxito, por cierto, parecía una chica guapa- y otro compañero hizo de su novio. Mi participación activa consistió en hacer de tránsfoba.

La imagen era la siguiente: una pareja sentada en el borde de una fuente, como dos enamorados, y dos chicas que salen a su encuentro a meterse con ellos, con todo tipo de insultos y vejaciones… ante la mirada sin reacción del resto de la gente. La mayoría de las veces que hicimos esta escena, sólo una persona se interponía porque estaba viendo que íbamos a llegar a las manos, ¡a las manos! Reaccionaban cuando había indicios de agresión física, pero cuando hay que reaccionar es antes, no se puede consentir una agresión verbal por la calle, de ningún tipo.

Todo esto que comento de seguro lo habeis leído en muchas partes, visto en vídeos, comentado con vuestros amigos, incluso es posible que hayais tenido la desgracia de vivirlo -vosotros mismos o vuestros amigos, en cuyo espero que los hayais defendido- en cuyo caso, sabeis de lo que voy a hablar a continuación.

El amigo que he nombrado antes, además de ser gay y vivir con él, es mi mejor amigo, se llama David. Y tuve que degradarle delante de toda una plaza por ser cómo es -y por ir vestido de mujer, no es más que un plus- para que otros -los que silencian o colaboran realmente en este tipo de agresiones- vean o se den cuenta de que son unos monstruos por consentirlas y no defenderlas. Como es natural, lloré después de esta escena, cuando aclaramos a toda la plaza que era teatro invisible, y no pude menos que abrazar a mi amigo, porque me sentía como una mierda.

¿Cómo puede haber gente así todavía? Quizá hubiera sentido menos empatía si hubiera sido otro y no él, quizá no me hubiera afectado tanto, pero lo cierto es que era él y no pude aguantarme llorar cuando llegamos a casa de nuevo, yo con el estómago revuelto.

¿Por qué yo por ser hetero puedo tener y adoptar hijos y él no? ¿Por qué ha de pasar penurias para forma una familia? ¿Por qué no puedo llevar a mis hijos al mismo colegio al que podrían ir los suyos? ¿Por qué tiene que costarle el trabajo o la vida privada el que esté con un hombre por pareja? ¿Por qué no puede casarse? ¿Por qué tiene que pasar vergüenza o inseguridad una persona transexual al salir a la calle? ¿Es que no es suficiente prueba de valor o sufrimiento para él/ella tener que vestirse y arreglarse todos los días porque no se puede pagar una operación para ser feliz? ¿Y su pareja? Ya es bastante trabajo llevar una vida de pareja saludable como para tener que cargar con la mierda que te echa la sociedad encima.

Estoy hasta los cojones, no es justo y no me parece normal que todavía haya gentuza que no entienda esto. Pero lo que más me jode es que no sé qué más hacer para cambiar esta situación.

Imagen

Anuncios

8 comentarios en “Transfobia.

  1. Pingback: Transfobia
  2. Voy a discrepar. El que la gente no reaccionase no tiene por que ser transfobia. La gente habitualmente evita meterse en líos.
    Coincido contigo en que la situación es injusta, pero pienso que hay que creer en la gente. La gente está atrapada en sus propios miedos. La gente no se atreve a expresarse, y los pocos que lo hacen suelen ser los del odio, lo que les hace parecer más numerosos.
    Creo que lo interesante es promover que mas gente se exprese, que exprese ideas distintas. Transexuales son pocos, pero todo el mundo tiene algo que le diferencia del resto y que en muchas ocasiones no se atreve a expresar por no salirse de la normalidad.
    Yo mismo no hubiese intervenido probablemente, y no por que sea transfóbico. Más bien al contrario, comparto muchas cosas con los transexuales: http://quieroserhada.blogspot.com.es/

    1. Entiendo tu postura, pero no la comparto. Sí es cierto que puedo cambiar transfobia por racismo o por violencia de género, pero en cualquier caso las agresiones verbales no deberían existir (ya no hablo de llegar a las manos) y eso sí me parece fundamental para ir cambiando la mentalidad poco a poco, defender en las agresiones verbales es un avance.
      La gente acudía una vez acabada para ver si estaban bien, y eso es un primer avance, pero detener las agresiones verbales es el siguiente para evitar que vuelvan a ocurrir o que lleguen a algo más.
      Es cierto que la gente tiene mucho miedo de salirse del patrón heteropatriarcal que tantos años lleva, pero saliendo en defensa de estas injusticias se están expresando sin querer en que esto debe normalizarse.
      El miedo es lo que intentamos combatir.

      1. Obviamente las agresiones verbales no deben de existir, y la gente debería de apoyarse más unos a otros. No he negado esto, sino que lo apoyo.
        Lo que discuto es que allí haya habido transfobia. Lo que no ha habido es valor para oponerse a la transfobia. Me parece interesante destacar esto por que por lo general los transfóbicos se creen bien arropados, y se envalentonan, y por contra los que no lo somos creemos mayor el peligro y nos resistimos a expresarnos con libertad.
        Si el miedo es lo que tratamos combatir, un mensaje positivo es más importante. Eso no significa distorsionar la realidad sino buscar en la realidad las fortalezas que tenemos.

      2. Ah, vale, buen detalle: la falta de valor para oponerse a la transfobia me parece igual de grave.

        ¿Qué propones tú como mensaje positivo? ¡No hay protesta sin propuesta! Jaja =)

      3. No es igual de grave pero si es parte del problema.
        En cuanto a ideas, la verdad es que soy muy tímido para iniciar nada. Empecé por lo del blog que me pareció asequible. Creo que el que más hombres heterosexuales escribiesen sus sentimientos alejándose del modelo preconcebido, sería positivo.
        Respecto a acciones en la calle, sería interesante hacer lo mismo. Un evento en donde la gente se exprese, no solo como transexuales sino cada uno en algo que no se atreva a decir de si mismo, aunque sean pequeñas cosas. A un amigo mio le gusta “My Little Pony”, y me lo contó a mi como un secreto. Lo interesante es ver que ser transexual no es normal, pero que todos tenemos cosas que nos sacan de la normalidad, que no nos atrevemos a decir por miedo a “represalias” de intolerantes. Naturalmente muy poca gente se va a animar a participar, con lo que lo interesante sería llevar a gente dispuesta para hacerlo de mano, y que otros se puedan animar con el ejemplo.
        Pero un evento público tiene poca difusión, así que si se pudiese grabar, y difundir, y animar a que otros hiciesen lo mismo, la repercusión sería aún mayor.
        La idea es difundir la imagen de que somos muchos. De la mayoría silenciosa, y que la gente vea que no hay un modelo único de persona, y que los transfóbicos y en general los conservadores se den cuenta de que son pocos, y que no se les respalda.
        Otra idea sería reconocer que los hombres tenemos miedo a hacer ciertas cosas. A llevar algo femenino, por ejemplo. Es cierto que muchos hombres no llevan faldas, ni trenzas, no lazos en el pelo, ni se maquillan, simplemente por que no tienen ningún interés en ello. Pero no es menos cierto que todos sabemos que el hacerlo nos granjearía miradas del resto de la gente, en el mejor de los casos, y burlas o incluso violencia en algunos también.
        No solo reconocerlo, sino hacer algo para combatirlo. Establecer un día para que los hombres lleven falda. O para hacerlo más sencillo, un lazo rosa en el pelo. Una especie de desafío para ver quien se atreve. Reconocer la vergüenza que te daría el hacerlo y de alguna manera solidarizarte con la gente que pasa por cosas peores como los homosexuales, los hombres afeminados, los transexuales,… cualquiera en general que se salga del rol prefijado.

      4. Aportar ideas es un gran comienzo para la timidez, tomo nota de las ideas de “ponerse en la piel del otro” a ver qué se puede hacer con los de la LGTB+
        Respecto a tu amigo, hay un grupo de fanboys de My Little Pony donde comparten opiniones, ponys y cosplays. Son exclusivamente chicos, tienen un nombre, pero la verdad es que no me acuerdo.

  3. Ahora que comentas lo de “ponerse en la piel del otro” tenía otra idea que podría servir. Yo soy aficionado al rol, y en cada partida los jugadores cogen un personaje distinto. Es decir “se meten en la piel de otro”. Sin embargo en muchos casos no dejan de ser estereotipos dado que no están hechos por las personas que lo viven, sino por alguien de fuera. Ayer mismo un jugador se creó como personaje a una “chica gótica”. Naturalmente un personaje inventado por uno mismo no puede tener la profundidad que podría darle alguien que lo haya vivido.
    La cuestión sería plantear un juego de rol en donde los jugadores deban de enfrentarse a las discriminaciones que viven otras personas. Que deban de tomar un rol en donde las necesidades que tienen son otras, que le son frustradas en base a los prejuicios de la sociedad, y todo ello al tiempo que superan otros retos propios de la historia. Los personajes podrían cubrir todo tipo de discriminaciones: sexismo, racismo, transfobia,… incluso la pertenencia a un determinado grupo social o tribu urbana.
    La idea es no centrar el asunto en una sola discriminación, sino mostrar muchos problemas de mucha gente distinta por que cada uno por separado siempre está en minoría, pero todos juntos somos mayoría. Además, ayudaría a la gente a respetar las decisiones o necesidades de los demás, y a descubrir cosas sobre si mismos. Yo al menos llego a empatizar con los personajes a los que interpreto.
    Yo por ejemplo, aunque no soy transexual en el sentido estricto, si me siento cercano a ellos. Me gustaría ser mujer, aunque no es para mi una necesidad como si he visto en las personas transexuales, ni estoy incómodo con ser hombre. Sin embargo en los juegos me gusta coger personajes femeninos, y hasta hace solo un año no me permitía ni eso tan siquiera, por que me parecía impropio de un hombre heterosexual.
    Con esto quiero decir que todo el mundo está encorsetado en mayor o menor medida, y que si ayudamos a liberarlos de esas trabas estarán más dispuestos a respetar a los demás. A veces quien tiene que quedarse en un redil es el más intransigente con quien sale de él, por que el mismo está teniendo que hacer un esfuerzo para quedarse dentro, y siente envidia.
    Conozco a una persona en una editorial de juegos de rol, y creo que estarían encantados de poder contar con un libro en este sentido, dado que suelen estar muy abierto a iniciativas sociales, con juegos para niños o que favorezcan el aprendizaje. Pero lo difícil es disponer de personas que puedan exponer roles y problemas distintos a los que solemos experimentar la mayoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s