¿Dónde están mis veranos?

Recuerdo mis veranos con mucha nostalgia.

Los veranos para mí eran motivo de felicidad y constituían la meta, el premio a final de curso.

Mis veranos eran muy rigurosos. Y eso me gustaba, porque garantizaba que siempre íbamos a hacer las cosas que me entusiasmaban.

Por las mañanas, en julio, iba con mi padre a la piscina. El ritual de siempre era elegir un lugar con sombra cerca de una zona de sol, para cambiar la toalla al salir del agua; luego la crema, que ralentizaba el tiempo a medida que me la extendían porque nunca era suficiente, y yo tenía unas ganas de tirarme a la piscina que me faltaba césped para correr. Porque -por supuesto- eso era lo primero, estar las dos horas reglamentarias en el agua, hasta que mi padre se acordaba de decirme que tenía que salir porque llevaba las yemas de los dedos como pasas. Él tampoco se acordaba porque jugaba conmigo en el agua -además de mejorar sus mortales-. Después -como era de esperar- llegaba el momento del almuerzo, consistente en varios Nesteas, varias cervezas y un par de bolsas de patatas, una al gusto de mi padre y la otra unos Jumpers. A veces, tomábamos algo más porque se nos había pasado la hora del baño -ocurría muchas veces-. Y por último, mi padre me instaba a tomar el último baño antes de volver a casa para la hora de comer, dónde mi madre nos esperaba con la comida pacientemente porque llegábamos tarde.

Sin duda, los mejores días de piscina no eran esos, sino los días que toda la familia íbamos a la piscina -mis yayos, mis tíos con mis primos y mis padres-, normalmente por algún cumpleaños. Pero los días de piscina que más recuerdo con cariño son los que pasaba con mi madre. A mi madre no le gustaba ir a la piscina porque decía que se sentía fea y le sentaba mal el sol -es cierto, tiene alergia al sol y no puede tomar mucho- pero la verdad es que a mí eso no me importaba porque me hacía la mayor ilusión del mundo bañarme en la piscina con mi madre y poder entrar acompañada al vestuario de chicas.

Qué cosa más tonta, ¿verdad?

Sin embargo, el verano no acababa en julio -ni por fecha ni por eventos- y en agosto nos íbamos a la playa -había años que también me iba con mis yayos, además de con mis padres, ¡dos vacaciones!-. No a cualquier playa, sino a la de Castelldefels, donde hice mis amigos de verano y me podía sentir bien guapa con mi moreno y mis vestiditos por estrenar. En nuestro “hotel de lujo” -que era lo que me parecía a mí uno de 3 estrellas- , lugar en el que mis padres sonreían todo el tiempo y disfrutaban mucho comiendo una comida buenísima. Y no nos olvidemos -este momento lo ansiaba todos los veranos- cuando íbamos por la noche a los chiringuitos donde vendían pulseras, collares, anillos y el invento de ese verano -como esa patata con ojos que se amasaba para darle forma-. De ahí es la mayoría de mi joyería hasta hoy -no he crecido mucho, la verdad-.

La frase estrella al volver de las vacaciones me salió del alma un año especialmente genial: ¡Ya hemos vuelto a la miseria!

Y parece que desde la última vez que la dije no hemos salido de ella. La crisis está a la orden del día, mi madre este año -como los anteriores- no tiene vacaciones y ya no sonríe casi nunca, la piscina hoy con mi hermana me ha costado casi 8€ -eso era sólo la entrada, íbamos hoy por primera vez en todo el verano-, y el único que tiene vacaciones es mi padre, porque ha cerrado definitivamente su local de negocio este junio.

Mi hermana no ha conocido estos veranos que le correspondían, tiene 10 años y el tiempo no espera.

Que me conteste el Gobierno a esto:

¿Dónde está mi verano?

¿Dónde están sus veranos?

Anuncios

20 comentarios en “¿Dónde están mis veranos?

  1. Tantos recuerdos, tantos sentimientos, tantas cosas que nos hacían sentir de maravilla. Volver a casa en un viejo Simca 1000 a 90 por hora y decir que habíamos venido de maravilla. Estoy convencido de que la crisis ha sido una excusa para robarnos nuestros veranos. Hay crisis sí, pero la provocada por nuestros políticos.

  2. En el hotel de Levante donde estoy veraneando (soy un afortunado al que nunca le ha faltado el trabajo) hay una niña echando una mano a los gerentes, que supongo son sus padres. Tendrá 10-12 años. ¿Es aquí dónde está el verano de tu hermana tal vez? Niños obligados a trabajar gratis los veranos porque sus pobres padres no podrán contratar una persona… qué triste ver a lo que hemos llegado.

  3. Me alegra que ahora haya gente que tenga los veranos libres para poder protestar contra el gobierno corrupto. Ya era hora de que os pusierais las pilas, eh! ¿O es que vais a cambiar el ir a la playa por comer pipas en el parque de al lado de casa? Si es que ya os conozco… Una patada en el culo os daba a ver si lo movíais por alguna acción no-egoista.

  4. Para que los hijos de Rajoy puedan disfrutar de unos veranos de lujo tú y tu hermana tenéis que quedaros sin verano. No es más que eso, sed comprensivas.

    1. Tienes razón, Isabel. Lo primero es la felicidad de las hijas de Rajoy, que por algo tienen el padre que tienen y lo merecen todo.
      Empezando por una patada en la boca, pero a su padre.

    2. No solo unos veranos de lujo, sino que habrán acumulado cifras imposibles para cualquier ciudadano honrado y trabajador, dignas de las películas de hollywood o de los mejores futbolistas / artistas / etc…

      Solo hay que fijarse en la fortuna del señor Pujol que sale a la luz, en la del rey, en los sueldos múltiples y millonarios de Rajoy, en las locuras de las cifras que se manejan en el caso Bárcenas, en lo que les asignan después en los consejos de administración de empresas telefónicas/energéticas/sanitarias/otras.

      O en cómo el Rey Don Juan Carlos, que es un pringado de papás de alta alcurnia llegó con una mano delante y otra detrás para hacerle el apaño a los franquistas, y es ahora una de las 30 personas más ricas del mundo con más de un billón de euros en su haber.

      Que se vayan ya. Pero a la cárcel.

  5. Muy grande este post, y tristemente muy cierto. Pero una cosa es que nos quiten los veranos, y otra, que nos quiten la sonrisa, eso nunca, así que anima a tu Madre.
    Un saludo!!

  6. Joder, quiero expresarte mi apoyo y decirte que no siempre va a ser lo mismo, que alguien vendrá que echará a los dirigentes sin corazón ni moral que ahora mismo rigen nuestros futuros. Pero lo que tenemos que hacer es echarles nosotros, con estos posts de un blog, saliendo a la calle o sin votarles, eso es lo más importante.
    Te deseo mucha fuerza y que lo pases bien este verano.

    1. Aprecio mucho tus palabras, mi madre es la que necesita oírlas más a menudo, que a veces se le olvida.

      De momento sólo sé escribir, si se pudiera hacer algo más activamente y que diera resultado real, lo haría. Pero por el momento no hay nadie con ideas… Parece que Podemos… Pero a ver.

  7. Buenos días,
    genial post, me he sentido super identificado. Teníamos tan poco y éramos tan felices… y ese poco nos lo han quitado. Tengo tantos recuerdos de mi infancia que se corresponden a los tuyos y se me cae el alma a los pies al saber de tantos niños que no los vivirán.
    Lo peor es que la gentuza que nos ha robado el dinero no tiene cargo de conciencia, nunca van a aprender, nunca se va a hacer justicia. Tenemos que resignarnos y aprender a ser felices con lo que nos ha quedado…
    No merece la pena luchar una batalla que ya hemos perdido.

    1. No estoy de acuerdo. No hay que ser derrotista, eso es lo que ellos quieren, que pensemos que está perdida. Pero no es así.
      Sí se hace justicia, empezando por los bancos. FAU ha conseguido devolver a los de a pie aprox. 1.000.000€ por usura de los bancos. Eso demuestra que el sistema funciona, pero ellos quieren hacernos creer que no y que está todo perdido.
      Si conseguimos esto con los bancos y los seguros, que son pozos de dinero intocables, ¿por qué no conseguirlo con el Gobierno?

      Aunque lo veas negro, es posible. Yo quiero volver a tener esos veranos para mi hermana, y ten por seguro que se los intentaré devolver.

      1. La verdad es que tienes razón, ser derrotista es darles la victoria de antemano. Hay que hacer lo que esté en nuestras manos para, por lo menos, darles guerra.

  8. Leer tu artículo me ha dado muchísima rabia, y eso que últimamente sobran los motivos para estar indignado.

    Esa gente tiene toda la culpa de que no veraneemos, de tener que sacrificar nuestros sueños simplemente porque los han hecho imposibles, a base de robarnos, mentirnos y destrozar la economía y las infraestructuras del país.

    No sólo hay que echarles, sino que deberían ir a la cárcel. Espero que cuando recuperemos el poder para el pueblo se examinen bien las cuentas, y que paguen por sus crímenes, su desidia, su desvergüenza.

    Y entonces, algún día, ellos estarán en la cárcel mientras vosotros disfrutáis vuestro verano, una vez robado.

  9. Ninfapinfa, apenas nos conocemos, apenas nos hemos visto 3 o 4 veces, pero te aseguro que han sido suficientes para darme cuenta de que eres una líder, si, tienes madera de líder y se a ciencia cierta que hay muy pocas cosas que te propongas y no consigas.

    Y como líder que eres (créetelo), tienes la obligación moral y social de no darte por vencida nunca, jamás.

    Estoy segurísimo que tus padres se lo merecen (no en vano han luchado toda su vida para daros lo mejor), estoy convencido que se lo debes a tu hermana menor (por algo eres la hermana mayor), pero sobre todo y por encima de todo te lo debes a ti.

    Te mereces un futuro mucho mejor que el pasado que hayamos podido tener tus padres y los que somos de su generación (que ha sido a su vez infinitamente mejor que el de nuestros padres, tus abuelos).

    Te lo mereces tu y todos los jóvenes de este país y por ello solo puedo decirte una cosa, ESE FUTURO INFINITAMENTE MEJOR QUE OS MERECEIS, ESTÁ EN VUESTRAS MANOS.

    Y por último me quiero tomar la libertad de darte un consejo de amigo:

    No te des por vencida NUNCA, lucha por esos veranos añorado, lucha con todas tus fuerzas, se lo debes a tus padres…..se lo debes a tu hermana……. pero sobre todo te lo debes a ti.

    Algún día te veré en la cima, estoy convencido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s