Archivos Mensuales: agosto 2014

De violaciones y postmachistas de izquierda

Yo no sé explicarlo, ella sí.

Cuerpos sexuados

“ La falta de solidaridad y empatía se expresan
muchas veces con la crítica hacia quienes están en situación de desigualdad”

Llevamos semanas oyendo hablar de violaciones a algunos postmachistas en las redes sociales. Sí, habéis oído bien. Es el nuevo término para describir al machista de izquierdas de toda la vida, que con la misma carga patriarcal de siempre, pero con algunas nociones tergiversadas de feminismo, se otorga la autoridad para decirnos a las feministas cuánto nos equivocamos, y para,  sin apenas inmutarse, seguir dándonos a las mujeres un tratamiento de objetos de deseo, histéricas, infantiles, rencorosas, corta pollas, calienta pollas, moralistas, reprimidas etc……

A ellos va dedicado este artículo.

Después de leer vuestras opiniones, cualquier cosa que diga como mujer feminista quedará invalidada y será acusada de dogmatismo, caza de brujas etc….pero tengo por costumbre otorgarme la categoría de sujeto, y voy a decir exactamente lo que me…

Ver la entrada original 2.316 palabras más

Anuncios

No estoy dispuesta a llevar peso.

No sé si es una declaración de intenciones o una declaración de guerra, pero me gusta verlo como un marcaje de territorio, como el que hacen los gatos.

La amistad es más importante que el amor. Eso es lo que he aprendido a lo largo de mi corta vida como ser humano, es decir, animal que necesita vivir en sociedad. En eso somos como los perros, vamos en manada y nos ayudamos en la supervivencia unos a otros, menos cuando vamos en rebaño como los borregos, que entonces sólo copiamos acciones del alfa y eso no garantiza la supervivencia. Sin embargo, lo que nos ocupa hoy es la manada y no el rebaño.

A lo largo de los años siempre hemos pensado que el amor es más importante que la amistad por razones obvias:  cuando te separas de tu familia totalmente no lo haces con un amigo, lo haces con tu pareja para formar otra familia. Es simple y es sencillo, más allá del hecho reproductivo, es que no hablo de la nutrición ni de la reproducción, hablo de la relación -son las tres actividades básicas de todo ser vivo-. Elegimos una persona, una pareja, alguien con quién poder pasar el resto de nuestras vidas. Entonces, ¿por qué la mayoría de las parejas que tenemos no funcionan? Si es más importante el amor que la amistad, ¿no debería funcionar con la primera? ¿Nos conviene ser polígamos o poliamorosos? No tengo esas respuestas todavía.

Sólo sé que las parejas que funcionan no sólo tienen amor, sino que, además, son amigos. Sé que habrá gente que no comparta este concepto conmigo. Muchos hablan de la confianza en la pareja en vez de amistad. No. Va más allá. Hay parejas que confían la una en la otra y no son amigos. Estoy hablando de lealtad.

Nada que ver con la fidelidad, eso es otro tema, hablo de lealtad. Lo que dicen los curas en las bodas, algo que hemos escuchado miles de veces sin prestar demasiada atención o haciendo bromas de ello: “[…] en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte nos separe […]”, me parece algo acertado, independientemente de la religión a la que pertenece, hablo del concepto. También podría decir “en tu felicidad y en tu tristeza, en tu presente y en tu pasado” o todo lo que se os ocurra, pero viene a ser lo mismo.

Lo contrario de lealtad es traición, pero en la ausencia de lealtad no tiene por qué haber traición. Puede ser una buena relación sin lealtad, nada más. Los problemas llegan cuando existe lealtad por parte de uno pero no parte del otro.

Pues bien, no estoy dispuesta a jurar lealtad sin feedback -reciprocidad para los de habla castellana-, no estoy dispuesta a llevar ese peso. No estoy dispuesta a dejarme mangonear por personas que me critican o me piden ayuda. Me da bastante igual que me critiquen, puedo aguantar una, dos, tres críticas, pero hasta la piedra más dura es erosionada por una gota de agua constante, lo mismo pasa con la crítica diaria o frecuente. Me gusta ayudar a quién me pide ayuda, porque si fuera yo me gustaría que me ayudaran y porque quiere decir que me valoran en ese campo -en el cuál me están pidiendo ayuda, no importa cuál-, pero ayudar es auxiliar, es decir, a algo que carece de una de sus cualidades o partes se le asiste para que pueda funcionar por sí mismo, no es sustituir; no estoy dispuesta a hacer el trabajo o cometido de otros, ayudar no es “hacerlo en tu lugar” es “hacerlo contigo”.

Toda relación en la que acuse algún tipo de peso -psíquico y emocional- será desechada o preventivamente rechazada, porque -básicamente- estoy hasta las narices de que se me mangonee a placer bajo el sustantivo “amistad”.

Amistad es lealtad recíproca, amistad es ayudar, amistad es entender, amistad es compartir, amistad es mirar más allá del enfado o la tristeza y ver qué pasa realmente, amistad es tener un detalle por nada en especial, amistad es sacar tiempo de debajo de las piedras cuando más lo necesitas, amistad es preguntar cómo está porque realmente quieres saberlo, amistad es esperar si necesita espacio, amistad es ilusionarse contigo, amistad es acudir cuando se siente sola, amistad es necesitarle cuando no le necesitas, amistad es amor. No es amor carnal, es amor del bueno, amor incondicional.

Amor para toda la vida, amistad hasta la muerte.

Que no te confunda mi comportamiento de gato ni mi marcaje de territorio, es para ahuyentar a los que me quieren echar peso.

Estoy dispuesta a ser un perro y formar manada contigo.

El Descanso del Hacedor: un albergue para artistas

Es una gran idea que debería llegar a todas las asociaciones y escuelas artísticas. Como un punto de encuentro, sería fantástico.

Tam-Tam Press

El albergue está disponible para todo tipo de artistas. Foto: El Hacedor. El albergue está disponible para todo tipo de artistas. Foto: El Hacedor

Con diez plazas, este proyecto es una continuación de El Hacedor, una iniciativa que lleva dinamizando a lo largo de quince años el entorno de La Aldea del Portillo de Busto (Burgos) a través de múltiples actividades artísticas.

Por LAURA FRAILE
últimoCero.com

Sus primeros huéspedes han sido dos estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid que se trasladaron hasta allí para realizar sus prácticas del Máster de Educación Artística, así como un antiguo voluntario internacional que, precisamente, está escribiendo su tesis doctoral sobre el centro cultural El Hacedor. El Descanso del Hacedor, un albergue situado en La Aldea del Portillo de Busto (una localidad situada a 70 kilómetros de Burgos y a 100 de Bilbao), ofrece desde finales del pasado mes de junio un espacio para todas aquellas personas necesitadas de un lugar en el que crear…

Ver la entrada original 1.085 palabras más

El Feminismo.

En respuesta a Rechazo el feminismo. :

“Te entiendo, pero para sentirte así no hace falta que seas hombre. Hace relativamente poco que me estoy informando sobre el feminismo, y la verdad es que yo misma tengo que medir las palabras muy bien para que no se me tiren al cuello. Y resulta que soy mujer.

Y entonces yo analizo: ¿por qué tengo que medir las palabras muy bien? ¿No debería sentirme libre decir mis pensamientos tal cuál son, sin tener que reelaborarlos para no meterme en problemas? ¿Debo ser feminista porque soy mujer? ¿Si no lo soy, entonces soy machista?

Y así hasta el infinito. Hay pocas cosas que tengo claras sobre ese tema, y desde luego no ha sido por la información que he ido acumulando sino por experiencia propia.

Qué triste decirlo, pero como mujer, el feminismo también me queda grande.”

 

No sabía como expresarlo, y ha sido comentando la entrada de este blog. No me siento libre para hablar de feminismo, esa es la realidad. Hay mujeres que hablan de la verdad absoluta sobre el feminismo, no sé si la tendrán o no, pero no me siento libre de poder hablar con ellas sobre el tema.

Eso me hace replantearme por enésima vez si el problema no está sólo en los hombres, sino en nosotras también. Y eso aún me da más pena que el machismo.