.. plugged

Utopías de una libélula

No se puede. ¿Qué, sorprendido? En la posibilidad de no poder debería existir la otra cara de la moneda, ¿verdad? Si no se puede es porque, pudiendo, la opción es que no. Pero nos engañamos. La triste realidad es que nunca tuvimos la opción de elegir. Por supuesto, nosotros tenemos la certeza de que tenemos la capacidad de decidir lo que queremos o lo que consideramos mejor. ¿Quieres que te cuente un secreto? Es mentira. No eres libre, en absoluto. No eres libre ni de pensar, ni de sentir, ni de creer, ni de generar opinión. Aunque lo más sencillo para aquellos a los que no les interesa tu libertad es que creas que sí. Porque creyéndote en el control de tus decisiones no te sientes amenazado, y para todos es mucho mejor así. Incluso aunque alguien intentara abrirte los ojos en algún momento, tú seguirías engañado, inmerso en esa…

Ver la entrada original 111 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s