En saco roto.

Es de las cosas que más detesto. Pones tu ilusión, tu corazón y tu experiencia ello, pero digas lo que digas, las palabras caen en saco roto. Las buenas y las malas.

Es algo así como darse cabezazos contra una pared, como pensar en la comida de mañana mientras te ahogas en el mar, como cambiar la arena del gato y pretender que dure limpia, como comer una napolitana de chocolate y echarte sacarina en el café justo después.

Palabras en saco roto, es como tirar piedras y no oír nunca en qué parte del río caen. Es como decir “te quiero” y oír un “gracias”.

Perfora el pecho exactamente igual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s