Delegar.

Más vale tarde que nunca. Ahora estoy aprendiendo a delegar. Está muy bien hacer las cosas uno mismo porque las haces a tu manera y cuando salen bien te sientes muy orgulloso y realizado.

Pero tú, que eres independiente y autónomo en lo que haces, sabes que las cosas no siempre salen como tú quieres que salgan. En tu afán por hacerlo a tu manera, tienes que tenerlo todo controlado y cuando eso no ocurre, sientes frustración, desazón e incluso fracaso. Nada de eso. Está bien. Sólo tienes que delegar.

Deja de controlar, muchas veces las cosas salen mejor cuando dejamos de hacerlo, y entonces empiezan a seguir su curso natural. Y tú respiras, y otra persona se siente realizada, y el trabajo es mejor. Porque quieres que el trabajo sea mejor, ¿no? Entonces delega.

Saldrán más ideas, más posibilidades, nuevas maneras que mejorarán la eficiencia del trabajo. Y es bueno para ti y para lo que haces.

Delega y respira.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s