Autoboicot

¿Alguna vez habéis tenido miedo?

Miedo irracional. Ese que te cala como el frío húmedo de Castilla, que no te das cuenta hasta que ya lo tienes dentro.

Tengo una tendencia malsana a boicotearme. Me da tanto miedo que me pasen cosas buenas que me las cargo. Así soy. Si te van a hacer daño, mejor cuanto antes para que haya menos destrozos, esa es mi teoría. Luego está la otra. Esa en la que se aprovecha hasta la última gota de cosa buena, se apura y de disfruta mientras dure. Yo no sé hacer eso. Debería saber saber hacerlo, pero no sé. Y por mucho que me digan que tengo que saber hacerlo, no lo voy a saber hacer. No ahora. No dentro un rato. No dentro un mes. No sé si alguna vez siquiera. Así que, por favor, quiéreme igual, no quiero estar condicionada a si estoy sana mentalmente o no, ya estoy yo pendiente de eso. ¿Creéis que me gusta boicotearme? Para nada. Es algo que detesto y sigue ahí, como la niebla de Castilla, fría, que cala y que no deja ver.

No hay nada racional en esto y eso mi parte racional lo sabe. Y está bien, convivo con esta batalla a diario.

¿Puedes convivirla tú conmigo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s